diciembre 14, 2014 | By: Acuarelagris♡

Fanfic: Arumi, Capítulo 10




Por:Arumi
Capítulo 10: Nadie esta a tu lado.

Cuando al fín me dejaron verlo; permanecí en silencio observándolo, tratando de no llorar o de contener las lágrimas pero era imposible, tan solo unos días antes, discutíamos y después de que lograba hacerme enfadar me besaba y decía que era el amor de su vida, que me veía hermosa molesta.

—Señora—una voz femenina me tomo por sorpresa

—¿Si? ¿Qué pasa?

—La hora de visita ya acabo

—Solo un minuto más—me observo y asintió

—De acuerdo

Permanecí a su lado mirándolo por unos instantes más, después agarre su mano y me sorprendió que su tacto siguiera siendo el mismo aun podía sentir su calor le di un apretón suave y deje que mi mano se llenara de ese calor que tanto que gustaba. Después le di un beso y salí de la habitación.

Nadie me dijo nada, solo me miraron preocupados.

—¿Quieres que te lleve a tu casa?

—No, yo—sentí nuevamente formarse un nudo en mi garganta—Yo estoy bien—trate de decir bien, pero la voz se me quebró en un instante

—Arumi, no es conveniente que en tu estado estés sola

—Necesito estarlo—mire a ver a Simone y luego a Bill—Bill sé que me entiendes—El asintió

—Mamá. Arumi tiene razón—trato de sonreír pero no pudo

—Está bien—dijo resignada Simone—Cuando te sientas mejor me hablas y voy a verte—asentí y camine a la salida

Aborde el primer taxi que encontré y le di las indicaciones para llegar a mi casa.

Cuando llegue a casa fue horrible sentir esa sensación de vacío al no ver entrar a Tom a mi lado, sentí desgarrarse  un poquito más mi alma, su ausencia me estaba matando el saber que Tom tenia las mismas posibilidades de volver y no volver me estaba haciendo volverme loca. Suspire con pesadez y camine a la cocina para preparar algo de comer mi hijo ya exigía comida. Y aunque sabía que tenía que estar bien por mi futuro hijo, sentía que no podía por que  mi alma se rompía cada segundo un poco más.

Nieve se acercó a mi chillando y me acompaño durante la cena sin dejar se sollozar. Ella igual se había percatado de la ausencia de Tom porque Tom le rascaba su panza y jugaba con ella.

—¿Ya comiste?

—Si acabo de terminar de ducharme, creo que dormiré

—Descansa lo necesitas y cuando te sientas bien iremos a ver a Tom

—Gracias igual usted descase

Corte la llamada y me acosté en la cama, aun lado se encontraba el lugar vacío que ocupaba Tom. Me costó mucho conciliar el sueño sin Tom a mi lado dejo de ser divertido, ahora me dolía no sentir sus manos rodeando mi cintura o  dandome besitos detrás de la oreja. O no escucharlo decir "Te amo"

—Arumi, Arumi—sentí la calidez de unas manos jugueteando mi cabello—Arumi, despierta

Abrí mis ojos un poco y apenas pude distinguir el rostro de Tom y reaccione de inmediato

—Tom—me incorpore para poder sentarme—¿Tom?—mi primera reacción fue aventarme a él y abrazarlo—Tom que bueno que estes aquí todo eso fue un  mal sueño—y entonces reaccione él era un sueño, estaba soñando

—El que sea un sueño, no quiere decir que no sea real

—¿Entonces estas aquí?—se veía diferente pero es que en los sueños todos somos diferentes

—Si yo estoy aquí—señalo mi pecho en dirección a mi corazón y luego a mi cabeza—en tu corazón y en tu mente y aquí—acaricio mi vientre—Nuestro hijo

—Tom, no quiero que nada malo te pase, quiero que regreses y que veamos crecer juntos a nuestro hijo

—Pronto estaremos juntos. Ahora solo tienes que cuidar de ti y de nuestro hijo

—Pero Tom

—Arumi te amo

En ese momento todo se desvaneció y desperté volviéndome a sentir ese enorme e infinito vacío que Tom había dejado. Sentí mi rostro húmedo pero aquello había sido producto de las lágrimas que había derramado mientras dormía.

Escuche los pasos de nieve fuera de la habitación y la vi entrar, se puso de dos patas para olfatearme y cerciorarse que estuviera bien. Tom siempre le dijo que tenía que ayudarlo cuidándome y cada mañana cuando Tom aún estaba lo hacía y lo seguía haciendo. Me levante y camine a la cocina para desayunar junto con nieve.

—Buenos días—esa mañana cuando llegue al hospital una enfermera atendía a Tom

—Buenos días señora Kaulitz

Tom seguía ahí en el mismo estado que el día anterior. La enfermera salió y me dejo sola con Tom. Nuevamente le susurre que lo amaba y que apenas una hora antes había soñado con él.

Volví a agarrar su mano y a sentir la calidez que aún conservaba y llore por no poder ver sus ojos mirándome coquetamente por no poder escuchar su voz. O verlo ir y venir de la cocina buscando que comer su ausencia dolía cada vez más, cada segundo el dolor que sentía era más grande pero ese dolor era opacado en una cantidad muy pequeña por nuestro hijo, cada vez que se movía dentro de mí.

Aunque me sentía desprotegida, sabía que no lo estaba por que Tom aun seguía vivo, de una forma un poco triste pero seguía vivo.

—Hola—La voz de Simone me tomo por sorpresa

—Hola

—Sabía que estarías aquí

2 Estrellas:

Daniela♥ dijo...

Señoritas perdón por la demora, solo quiero informarles que pronto publicare más capítulos ya esta casi finalizada la historia recuerden que solo son poquitos capitulos. Gracias por leer y comentar. ♡

jennifer dijo...

Ya Tom despierta de una vez!!

Siguela Dani . No nos hagas sufrir!!

Publicar un comentario