enero 07, 2015 | By: Acuarelagris♡

Fanfic: Ellas vs Ellos; Capítulo 3





3. Admiradores

Me levante de la mesa y me uní a mi grupo de amigas, estaban tan tensas y calladas pero su tención no era más que por el hecho de querer gritar de emoción como yo. Pero no podíamos Tom seguía en la mesa y nos veríamos muy obvias.

—Cuéntanos que hacías con Tom—Anahí hablo por todas 

—Nada, platicamos

—¿Y porque estaban juntos?—Sonrei y les conte lo que pasaba con emoción 

La primera semana en la escuela paso muy rápido, con las clases nuevas de música y las materias normales me la llevaba relajada la primera semana, normalmente era de introducción. Y eso quería decir que no había mucha tarea, no me consideraba nerd pero nunca me había gustado dejar mis tareas para después, para mí era primordial porque mi padre así nos había enseñado a mí y a mi hermano. 

—¿Aun no acabas con tus tareas?—Hana aun seguía con el cuaderno y los libros revueltos en su cama-la tarea de biología la dejaron desde el miércoles

—Dan—suspiro—no todas podemos ser hermosas e inteligente como tú

—No exageres que yo no soy inteligente solo presto atención y no me distraigo con los chicos

—No es eso, el profesor no se explica bien

—La clase de biología la da una profesora no un profesor

—Bueno es lo mismo

—No, claro que no es lo mismo ahora porque no mejor me dices donde están ¿Lorena y Anahí?

—Supongo que rondando por ahí

—Creo que las imitare—la mire y me apiade de ella—ahora porque soy buena amiga y no quiero que sigas aquí intentando aprender sobre la génica te consedere el honor de copiar mi tarea

—Que considerada—me aventó la almohada y camino en dirección a mi escritorio

Yo en cambio salí de la habitación y pase a comer algo en la cafetería, estaba muriendo de hambre, había comido hace veinticuatro horas y solo había comido la mitad de un sándwich y el resto del día había tomado agua. Me sorprendía que no me desmayara. Y aunque me sentía bien podría comerme todo lo que había en el bufet, en la charola solo coloque una taza con fruta y una rebanada de pan y para tomar una botella de agua. Camine a la mesa más alejada que había y me senté a mirar por unos minutos mi pobre comida; estaba consiente que tenía hambre mi estómago me exigía un poco de comida. Pero no quería comer y engordar. 

—Hola—su voz tan familiar me saco de mis pensamientos—¿puedo sentarme?

—Claro—sonreí y Tom me devolvió la sonrisa—Tom

—Danny ¿Porque puedo decirte así cierto?—me observo con esa enorme sonrisa en los labios y me provoco algo, no sé si fueron esas mariposas que muchos dicen sentir o mi hambre

—Si

—¿Y tus amigas?

—No sé, salieron muy temprano del dormitorio-di la primera mordida al pan dulce que había elegido-supongo que están conociendo más a detalle la escuela

—¿Y qué te está pareciendo a ti?

—Bien, mejor que bien excepto educación física

±Es la única clase que no me gusta, claro igual matemáticas, y química y literatura—Sonrió y miro a todos lados—Tu hermano no está cerca

La cafetería no estaba muy llena, todos los alumnos estaban en la escuela pero estaba esparcidos probablemente en el jardín o en las piscinas o en los laboratorios y bibliotecas estudiando.

—Eso parece—lo examine—pero podría saber ¿que pelean tú y él? 

—Nada es solo que pensamos diferente y el año pasado tuvimos un pequeño problema por una chica pero nada grave

—Oh vaya—comente dando un sorbo a el agua

—¿Planeas quedarte el próximo fin de semana?

—No, regresare a casa

—Estaba pensando que tal vez podríamos salir a dar una vuelta por ahí

—¿Me estas invitando a salir?

—Sí, eso parece—me miro a los ojos y volvió a sonreír

±Sería un placer Tom

Se suponía que teníamos permitido salir cada dos semanas o también quedarnos en la escuela, pero yo iba a salir porque quería estar con mi padre y quería salir a dar una vuelta por ahí... Con Tom.

—Dan—Lorena se detuvo a unos cuantos metros cuando noto mi compañía, gire un poco mi cabeza y la observe—Te estábamos buscando—Hana se les había unido en algún lugar en la escuela

—Tom hablamos otro día

—Estoy impaciente porque ese día llegue

Mis amigas más emocionadas que yo me arrastrarón hasta el jardín. 

—Cuéntanoslo todo

±Es que tenía un poco de hambre y le me vio sentada sola y se acerco

—Parece que le interesas—Lorena estaba más desanimada—es decir siempre te está mirando en todas las clases que coincidimos

—¿Estás hablando enserio?—juro que no había notado aquello pero hizo que me sintiera alagada

—Si la verdad es que casi todos te miran—hasta ese chico—Lorena miro a la nada—Georg—mire a verla un poco confundida

—¿Y tiene algo de malo?

—No—contesto muy rápido—es decir tú eres bonita

—Lorena—Anahí me miro y yo a Hana y después las tres a Lorena—Te gusta un chico

—No es como que me guste—Respiro con dificultad—Solo se me hace interesante pero nada importante

—Ajá—contestamos las tres y la seguimos observando

—Bueno si me gusta pero ya te dije que él no deja de mirarte

—¿Cómo sabes que me mira?

—Porque yo no dejo de mirarlo a él—confeso apenada y se recargo contra la pared

—¡Ay! Vamos Lorena—me acerque a ella y la abracé—porque no mejor te ayudamos a que se fije en ti no lo he visto bien pero la verdad es que me gusta Tom

—¿Enserio?—preguntaron asombradas mis amigas

—Bueno no, más bien me interesa—ahora que les parece si vamos al jardín o a nadar a donde quieran 

Caminamos en dirección al jardín, casi siempre todos quedaban ahí para tomar el cálido fresco de verano. Era septiembre y el clima estaba perfecto. Nos sentamos bajo la sombra de un gran árbol justo enfrente de nosotras estaba mi hermano y su banda, platicando y mi hermano tenía su guitarra. Solo nos dedicó una sonrisa y me hizo un gesto de saludo con la cabeza y regreso su vista a sus amigos y continuaron en lo suyo. En cambio nosotras mirábamos a los chicos que ahí habían Lorena dejo de ver a todos y comenzó a leer un libro. Anahí y Hana comenzaron a platicar y yo buscaba el rostro de Tom entre las personas que había en el jardín, sin encontrarlo no hasta que sentí que me observaban y nuevamente la búsqueda comenzó hasta hallar unos ojos verdes mirándome, no eran los de Tom. Eran los de Georg su amigo y luego también las miradas de Bill y el otro chico llamado Gustav. 

—Disculpen—les dije a mis amigas y camine hasta donde estaba mi hermano, Chris y el resto de su banda conformada por Aldaír y Arturo—¿Puedo sentarme?

—Si—contesto mi hermano

Pero no fue casualidad que me sentara con ellos, es decir mi hermano solía portarse como un imbécil y se la pasaba sobre protegiéndome y casi siempre estábamos peleando. Solo me senté ahí porque la banda de Tom estaba sentada justo al lado de ellos y quería saber que decían. Y ellos lo sabían por que bajaron mucho su voz cuando me vieron ahí sentada entre mi hermano y sus amigos y apenas podía escuchar lo que decían.

—Hey—Aldaír llamo la atención de mi hermano—¿Porque no cantas algo con tu hermana?

—Por qué tengo que hacer algo más importante

Los cuatro me miraron y me quede sentada ahí justo detrás de Bill el hermano menor de Tom y sus amigos me puse los auriculares fingiendo no escuchar.

—¿A qué te refieres cuando dices que es linda?

—A que es más que linda, esa chica es hermosa—murmuro—Daniela Müller es la chica

—Pero pensé que te interesaba la chica de cabello castaño, no sé cómo se llama, es Laura o Lili

—No, no es Lorena—corrigió Gustav—Si Daniela Müller es guapísima pero su hermano es Israel Müller, ¿lo olvidas? Además Tom está interesado en ella

—Pero por ningún lado dice que es de su propiedad, además esa chica Lorena es muy nerd y no sé no es como Daniela que tiene ese no sé

—Solo estas impresionado, cállense ahí viene Tom—dijo Bill

Así que Lorena tenia razón. Sentí la mirada de mi hermano y solo sonreí.

—Bueno creo que me voy—dije mientras me levantaba del pasto

Camine hasta donde estaba mi grupo de amigas y me quede sentada ahí sin hacer nada más que ver a mi hermano. 

***

—¿Que clase te toca?

—Bueno yo tengo vocalización, y canto

—Oh entonces nos veremos hasta la última clase en historia

—Vale—me despedí de Lorena y entre al salón.

No había tomado esa clase porque la semana pasada el profesor no llego y era hasta ahora que tomaríamos la primera. Y en esta clase a diferencia de las demás solo iban las personas que aspiraban a ser cantantes.

—Buenos días señoritas y jovencitos—el profesor era un señor bastante mayor, que vestía demasiado formal 

—Buenos días—contestamos los aproximadamente 20 alumnos que ahí habían

—Creo que suponen para que es esta clase, y si no tal vez el nombre de la materia les diga algo "Vocalización & cantó"

Nos miró a todos y cada uno de los presentes y sonrió con la mejor sonrisa fingida.

—Aquí en este salón de clase vamos a ejercitar la voz— Finalizo mientras apuntaba algo en el Pizarrón y como sabía eran los tipos de registro de voz que existían.

—¿Alguien ha tomado clase de canto alguna vez?

Yo había tomado un par de clases pero no se podía considerar un curso así que no alce mi mano.

—¿Alguien por casualidad, tiene idea cuál es su registro de voz?—nuevamente nadie levanto la mano-eso pensé ¿qué les parece si empezamos?—reviso su lista—escogeré a una persona al azar—leyó la hoja varias veces—Müller—mire a ver y ahí no estaba mi hermano, aquello quería decir que yo era Müller.

Levante mi mano y el profesor me examino, me hizo una señal para que me levantara de la silla y pasara enfrente. Me entrego unas hojas y me indico que cantara. Y solo habían pasado algunos segundos cuando me hizo una señal para que me detuviera.

—Mezoprano—me dijo—Mezoprano dramática, tal vez lirica pero eso lo veremos conforme pase el curso. Tome asiento señorita Müller.

Cuando regrese a mi asiento pude ver a Bill a unas cuantas silla de mi lugar.



0 Estrellas:

Publicar un comentario