marzo 26, 2015 | By: Acuarelagris♡

Fanfic: En su sombra





Esto es solo una pequeña nota, me gustaría que escucharan y leyeran la canción que les he dejado, ya esta apunto de empezar una nueva etapa en la fic, que sera algo triste y muy divertido con Shaid ya algo grande cito y los problemas de Tom y Arumi. No quiero adelantarles más pero las que leian la historia anterior en esta tendrá algo de lo que pasaba solo que con algo diferente. Y ahora digo que después del capitulo diez, osea el que sigue vendrá la nueva etapa. No quiero dividir la historia en tercera temporada por lo que seguirá siendo En su su sombra.  y esta canción me pareció muy apropiada para Tom y Arumi. 
Espero que les guste la canción. En estos días les publico el capítulo 10 :) Gracias por seguir esta historia día a día ♥


Las quiere: Daniela ♥

Un corazón como el tuyo- Willamette Stone 


Respira profundo, respira bien

Sabes que estoy aquí
Sabes que estoy aquí
esperando 



Mantente fuerte, mantente brillante
No tienes que temer
No tienes que temer
esperando 



Nos vemos pronto
Nos vemos pronto



¿Cómo podría un corazón como el tuyo
Alguna vez amar un corazón como el mío?
¿Cómo pude vivir antes?
¿Cómo pude haber sido tan ciego?



Abriste mis ojos
Abriste mis ojos



Duerme sonando, duerme profundamente
Aquí en mi mente
Aquí en mi mente
esperando 



Acércate, querida
No tienes que temer
No tienes que temer
esperando 



Nos vemos pronto
Nos vemos pronto



¿Cómo podría un corazón como el tuyo
Alguna vez amar un corazón como el mío?
¿Cómo pude vivir antes?
¿Cómo pude haber sido tan ciego?



Abriste mis ojos
Abriste mis ojos



Me  aferro a la esperanza
Tu amor es todo lo que he conocido



Me  aferro a la esperanza
Tu amor es todo lo que  he conocido



¿Cómo podría un corazón como el tuyo
Alguna vez amar un corazón como el mío?
¿Cómo pude vivir antes?
¿Cómo pude haber sido tan ciego?



Abriste mis ojos
Abriste mis ojos



Abriste mis ojos
Abriste mis ojos

Fanfic: Ellas Vs Ellos Capítulo Cinco


5. Tom

La película iba para largo y yo moría de sueño comí solo media rebanada de pizza y cuando estuve en la privacidad de mi habitación, entre al baño y vomite esa media rebanada de pizza. Me mire en el espejo y volví a verme tan imperfecta e insegura. Siempre era de esa forma, mis amigas decían que era bonita y que no necesitaba bajar de peso pero yo necesitaba bajar de peso ellas solo decían eso para que no me sintiera mal.
Después de mi ducha regrese a mi habitación, y me senté en la cama. Me sentía diferente cuando estaba sola en mi habitación. Era extraño porque pasaba de estar feliz a estar triste en un segundo. Mire a través de la ventana y comencé a sentirme mal. Sola, tal vez eso era algo de lo que sentía.
Ahí sumida en mis más fríos pensamientos, pensaba en lo miserable que era mi vida. Jodida, deprimida y emocionalmente vacía. Cuando estaba sola era como me sentía.
Suspire profundo y escuche un ruido afuera de mi habitación, mire a ver y una piedrita golpeo el cristal. Me acerque temerosa y abrí la ventana. Me asome y ahí estaba ¿Tom? Talle mis ojos con los puños de mis manos esperando que fuera una visión, pero no ahí estaba él. Me hizo una seña para que me hiciera aun lado y escalo con agilidad el árbol que era vecino de mi recamara.
—¿Que? ¿Cómo diste con mi casa?
—El año pasado tu casa fue la sede de la primera tocada de inicio de curso, más bien tu sótano
—¿Así?
—Si—dijo él, mientras examinaba mi habitación—te dije que aceptaba el  reto señorita difícil
Me senté en la cama y mire a Tom.
—Estas demente
—Puede ser—caminaba examinando mi habitación—Vamos ¿esto es verdad?—agarro un pequeño unicornio de juguete que tenía encima del buro de mi habitación—No lo puedo creer y te vez ruda
—Lo soy—confirme—pero igual fui niña
—Ajá—me miro y sonrió con sarcaamo—me fue difícil recordar en donde estaba tu casa
—¿Y porque vestiste? O más bien ¿porque no entraste por la puerta principal?
—Aun no quiero morir—se sentó en un puf que había a lado de la ventana—tu hermano y yo no somos exactamente amigos y tu padre y mi madre no se llevan muy bien—Lo mire con más interés—estuvimos muchas veces en detención que aún me sorprende no haber sido expulsado
—Dijiste "tocada del año"—dije recordando su plática anterior  inicial—ósea que cada que inicia un nuevo curso ¿hacen una tocada?
—Así es Müller—seguía observando cada centímetro de mi habitación.—Este año será en el sótano de Octavio un chico de último año
—Suena interesante
—Pronto estará el flyer ¿Tú tienes banda?
—No—mire a ver la fotografía que adornaba mi buro—A decir verdad soy eh digamos que solista
—Pensé que tus amigas...
—No, ellas tienen otros planes
—Oh es triste saberlo me imagine una banda de pop con un cuarteto de niñas sexis
—Ha, ya, ya—lo mire ahora malhumorada—¿Pop? ¿Enserio? ¡Joder! ¿Porque todos piensas que cantaría pop?
—Bueno porque te vez una chica bonita
—¿Eso que tiene que ver?
—Eso quiere decir que ¿eres una metalera o una roquera?
—No precisamente pero no me gusta el pop—lo mire otra vez— ¿Dime que te trae esta noche aquí?
—¿Quería saber si vas a salir conmigo? Y no quiero que respondas "tal vez"
—Si digo si ¿te vas?—en realidad no quería que se fuera porque entonces volverían esos malos pensamientos y sería imposible dormir
—No te aseguro nada
—De acuerdo ¿qué te parece el domingo?
—Perfecto Dani
—¿Te iras?—levanto una ceja y yo rogaba porque no se le ocurriera irse no ahora que comenzaba a sentirme bien
—¿Quieres que me vaya?
—No sé—dije tratando de sonar indiferente y me acerque hasta donde se encontraba, enfrente del puf en donde estaba sentado había otro que ocupe—¿Por qué no me cuentas más de la escuela?
—Pensé que querías que me fuera
—Cambie de opinión
Me miro ahora con interés y sonrió más ampliamente y suspire en mis adentros, porque Tom permanecería ahí por algunas horas más.
—Me gustaría saber porque no te conocía ¿en dónde te tenían escondida Daniela?
—En Holanda—dije instantáneamente—hace un año estaba ahí, estudiando—a menos eso era lo que mi papá y mi hermano habían dicho, una mentira que no iba a contradecir porque en cierta forma tenía algo de verdad .
Sucedió cuando la pubertad empezó a aparecer en mi vida, tenía diez años y mis emociones comenzaban a subir y bajar como una montaña rusa incontrolable y aunque al principio mi padre había justificado aquellos cambios de humor. Aunque fue cuando tenía doce años ósea dos años atrás que habían descubierto mi gusto extraño por lastimarme a mí misma cortándome la piel. Fue cuando mi papá decidió hacer algo. Aunque no lo consideraron muy grave mi padre decidió mandarme un año a Holanda con mi tía Casie en una escuela para señoritas y también a un psicólogo. Y debo de admitir que sirvió un poco porque antes incluso me sentía sola en los días que está acompañada, ahora solo me sentía así cuando estaba sola.
—Que interesante y ¿donde estudiaban antes?
—En Múnich
—¿Por qué no aquí? En Leipzig
—Llevo dos años de no estar aquí en Leipzig
—¿Porque tu papá te aleja?
—Por qué hace dos años cuando estaba buscando una buena escuela para ambos mi hermano quiso entrar en la que estudiamos ahorita pero en ese entonces no aceptaban niñas.
—me miro confundido
—¿Y te mando tan lejos?
—Yo me quise ir, estuve viviendo con mi tía; me hizo bien porque si no has notado solo vivo con mi papá y mi hermano
Me observaba meditando su siguiente pregunta y de si era adecuado hacerla o no hacerla.
—¿Y tu mamá?
Nadie me había preguntando eso, no abiertamente. Todos deducían que estaba muerta y mi padre solía decir que estaba muerta y mi hermano y yo no lo contradecíamos. Aunque en realidad ella nos había abandonado cuando teníamos un mes de nacidos.
—Murió—apenas pude murmurar
—Oh lo siento
—No te preocupes es solo que ya paso hace mucho tiempo, ahora ¿qué hay de ti?
—Soy Tom Kaulitz, tengo una banda y toco la guitarra tengo, 14 años y los cumplí en primero de septiembre.
—Israel y yo cumplimos catorce en agosto
—Oh no me digas que ese tipo es más grande que yo
—Y esta tipa igual—dije alzando una ceja
—Lo siento es solo que Israel es un imbécil
—Lo sé pero es mi hermano.
Las horas pasaron muy lentas pero no tenía sueño aparente, era porque Tom estaba ahí, y no me explicaba por qué. Es decir si me gustaba de echo creo que desde el primer día en el que se me quedo viendo en el estacionamiento, mientras bajaba del automóvil de mi padre.
                           ***
Cuando desperté en la mañana estaba en mi cama y Tom se había ido no sabía cuánto tiempo había estado en mi habitación o si solo había sido un sueño pero en el buro había una nota con una caligrafía desconocida que decía:
Te quedaste dormida, y no quise despertarte, te vez curiosa. Recuerda que el domingo tenemos una cita.
                                               Tom.
Sonreí y me estire antes de despertarme por completo, tocaron un par de veces y después escuche la voz de Dana. Nuestra antigua niñera.
—Dani ¿puedo pasar?
—Si—aún estaba adormilada y me pesaban los parpados—entro a la habitación y me observo
—Tu padre me mando a ver si ya habías despertado, me comento que irán a una comida muy importante
—Si—sonreí con pesadez—podrías ayudarme a buscar un vestido y a preparar el agua caliente
—Claro, le diré a Mildred que te traiga tu desayuno
Salió de la habitación pero estuvo de regreso en unos segundos, mi padre contaba con un servicio doméstico muy especial al que yo apreciaba como mi familia, mi casa era muy grande y estaba un poco retirado de la ciudad.
—Ya está Dani—Dana salió del baño—ya está el agua caliente
Entre al baño y no me demore tanto en ducharme porque sabía que tenía el tiempo contado, cuando salí me esperaba en el buro unos hotcakes y un vaso de leche. Y en la cama había tres vestidos.
—Quiero el rosa—le dije—y que me hagas una trenza así como de ladito
—Claro que si
Me ayudo a vestirme y después me peino y maquillo como siempre. Y Después me reuní en la sala con mi papá y mi hermano. Nuestro chofer nos iba a llevar a esa comida, en esa casa  que al igual que mi casa estaba bastante retirada. Al llegar el chofer se estaciono y bajamos.
La comida era en la casa de uno de los socios de mi padre y al llegar nos recibió una chica que iba vestida elegantemente y anuncio nuestra llegada.
El señor Luke Denison. Era un magnate de Estados Unidos y tenían dos hijos uno mayor y uno de nuestra edad. Iker y Logan.
Los conocíamos porque mi padre solía llevarnos a todas sus reuniones y conocíamos a la familia Denison que a diferencia de nosotros ellos si tenían una mamá.
—Harry—Luke bajo las escaleras y le dio un abrazo fraternal a mi padre y nos saludó a mi hermano y a mí— ¿Cuánto tiempo sin vernos?
—Denison. Años diría yo.
Así que mi padre nos dejó a mí y a mi hermano en uno de los sillones mientras platicaba con otros empresarios. Estaba aburrida y miraba mi teléfono. Justo cuando llego un mensaje de un número desconocido. Abrí el mensaje...
"Ya quiero que sea domingo, para verte"
Sentí algo en mi estómago y sonreí, le devolví el mensaje y sonreí para mí misma.
—Daniela Müller—escuche una voz desconocida pero atractiva.
Mire a ver y mi hermano estaba platicando con una chica en cambio yo mire a ver a el dueño de la voz.
— ¿Iker?
Sonreí y se me olvido el mensaje de Tom....
marzo 25, 2015 | By: Acuarelagris♡

Fanfic: Ellas vs Ellos, Capitulo 4



4. Miradas que matan.


Había estado casi toda la mañana o mejor dicho toda la mañana del martes, pensando en Lorena, había estado muy rara y se la pasaba observando a Georg casi siempre. No podía disimular un poquito porque Georg lo había notado.
Y no sabía cómo ayudar a mi amiga, había descubierto un par de veces a Georg mirándome y a Tom haciéndolo descaradamente, cuando mi hermano igual lo miraba era por pura burla o reto.
—Quiero para el jueves un resumen acerca de que son los neurotransmisores y que función tienen en nuestro sistema nervioso. Quiere que por lo menos tengas diez cuartillas en hojas blancas y a mano. Ahora retírense.
Metí como loca mis libros y materiales en mi mochila. Y lo único que no guarde fueron mi carpeta y unas hojas sueltas. Pero de todos modos me apresure a caminar hasta la salida.
Estaba tan distraída que choque con alguien y mis hojas cayeron al suelo, así que tuve que detenerme para recoger el tiradero. Y el chico con el que choque igual hizo lo mismo.
—Perdón—alce la mirada y vi los ojos verdes de Georg
—No, no te preocupes—siguió observándome y yo a él se había vuelto incomodo—¿Te molestaría ir a caminar conmigo?—me atreví a pedirle
—Sería un placer
Camine asu lado y abandonamos el lugar.
—Pensé que entrarías a tu siguiente clase
—Es matemáticas, no es tan importante—sonrió de oreja a oreja—¿Quieres ir  por algo a la cafetería?
—No, gracias preferiría no ir por ahí
—¿Qué te parece si vamos al jardín?
—Sería buena idea—le dije
Y caminamos sin detenernos en la cafetería, nadie decía nada solo estábamos ahí camino a el jardín.
—Listing—mi hermano se detuvo enfrente de ambos y me miro, sonrió—Te la encargo—le dijo saludándolo con la mano y continuo su camino
—Se queda en buenas manos Müller
No dije nada solo continúe mi paso hasta llegar al jardín y ubicarme abajo de la sombra del árbol en el que había estado antes.
—Pensé que mi hermano y ustedes...
—En realidad su pelea es solo con Tom
—¿Porque?
—Pues porque tal parece que ambos quieren lo mismo
—Cuando dices lo mismo, te refieres a chica ¿cierto?
—Así es
Permanecí nuevamente en silencio y me miro por un largo y silencioso minutos.
—Georg, yo quería hablarte de Lorena—permaneció callado tratando de recordar quien era Lorena o si conocía a alguna Lorena
—¿Lorena?—me miro confundido—¿Habla de esa chica rara que siempre esta observándome?
—No le digas así—le dije con desaprobación
—De acuerdo que hay con ella
—¿Como la vez?
—Con los ojos
—Jajá—lo empuje levemente—que gracioso
—pues rara—contesto Georg y miro a verme—pero a ti te veo...
—ay...no nos desviemos del tema—suspire—¿Porque no la invitas a salir?
—Porque es rara
—Oh ¿Enserio? Vaya—mire a mí a rededor y ahí estaba Tom acercándose—Es que si la trataras
—¿Me estas queriendo decir algo?—me examino y sentía a Tom acercarse cada vez más—Me estas queriendo decir que a ella...
—No, no, no—trate de mentir sin éxito él  frunció el seño
—Müller—la voz de Tom no me sorprendió para nada
—Tom—me gire un poco y sonreí—¿Qué tal?
—Quería hablar contigo, es decir si no estás ocupada
—No, claro que no—mire a ver a Georg—mira te daré su número, sería bueno que salieran algún día—escribí el número de mi amiga e una de las hojas sueltas de mi carpeta y se lo entregue—Nos vemos
Tom me ofreció su mano, yo la tome y me ayudo a ponerme de pie. Sonreí y el hizo lo mismo.
—¿Porque no estás en tu clase?
—¿Y tú?
—No hice la tarea de matemáticas
—Yo no hice la de química
Caminamos en dirección a la cafetería y nos sentamos en una de las mesas que estaban al final.
—Tu hermano es un metiche
—Sí, lo sé ¿pero porque todos deducen que él es más grande que yo?
—Porque es obvio ¿no?
Esa era una gran mentira difundida por Israel, yo había nacido el 14 de agosto a las 7:20 am y el había nacido el mismo día solo que quince minutos después es decir a las 7:35 am lo que me hacía mayor pero no había querido desmentir aquello.
—Si. Claro—dije sin importancia
—Pero me gustaría saber si quisieras salir conmigo algún día
—Ya te dije que tal vez
—Me gustaría que fuera una respuesta más concreta
—Mi hermano no quiere que salga contigo
—¿Le harás caso?
—Puede ser
—¿Te han dicho lo hermosa que eres?
—Como un millón de veces, y eso no funciona
—¿Entonces eres difícil?
—Un poco
—Entonces será un reto que aceptare—Me guiño el ojo y sonreí
Mire a ver a la entrada de la cafetería empezaba a estar concurrida, por el termino de las clases.
—Si me disculpas Tom, creo que a mi siguiente clase si entrare.
—Hasta luego Daniela
—Solo Dani—le dije y me fui de ahí.
                          ***
La semana paso muy rápido y tocaba ir a casa, mi padre había llamado el jueves por la noche para avisar que nuestro chofer iría por nosotros a la escuela. El viernes por la noche.
—Amigas—Lorena bajaba de la segunda planta en donde se encontraban los armarios—recuerden hacer su tarea—Hana, Anahí y yo la miramos
—Vamos Lorena no digas tragedias es Sábado
—pero no querrían estar haciendo la tarea el lunes a mitad de la clase
—No te preocupes—la tranquilice—solo divierte Lorena
Alguien toco la puerta del dormitorio tres veces y yo me apresure a abrir la puerta. Era Fernando mejor conocido como Fer y había sido nuestro chofer desde que tengo uso de razón.
—señorita Müller ¿Ya está lista?
—Si Fer ¿Dónde está mi hermano?
—El joven Israel nos espera en el coche
—Nos vemos el lunes—me despedí de todas y cada una de mis amigas antes de salir del dormitorio.
Y camine el largo tramo del dormitorio hasta el estacionamiento de la escuela. Y como Fer había dicho ahí estaba mi hermano esperándonos. Para ir a casa. Mi familia estaba conformada por mi hermano gemelo Israel y por mi papá, mi madre nos había abandonado a los tres cuando solo teníamos un mes de nacidos y aunque a mi padre se le dificulto cuidarnos lo había logrado. O al menos hasta ahora lo había logrado.
—Princesa, campeón—dijo cuando estuvimos en la entrada de la casa—¿Cómo les va?—Nos abrazó a ambos—¿quieren cenar fuera o pedimos pizza?
—La pizza esta perfecta—coincidimos mi hermano y yo
Mi padre se dirigió al teléfono para ordenarla y preparo unas palomitas de microondas, para comer mientras veíamos una película. Nuestra casa era así, unida porque a pesar de que mi padre trabajaba casi todo el día siempre nos dedicaba un tiempo. Mi padre era un gran empresario ocupado principalmente por sus labores de padre de familia.
—Mañana iremos a una cena hijos míos—nos anunció cuando la pizza llego
—Pero tenía planes papá
—Oh si es con Chris y compañía estoy seguro que puedes posponerlo
—De acuerdo papá
—¿Tú que dices preciosa?
—Cuenta conmigo papá, pero no me estés presentando amigos ni buscando novios
—De acuerdo te lo prometo
Beso mi frente y miramos la televisión...

Fanfic: En su sombra

9. El mismo matrimonió


Por:  Tom
Una semana, dos semanas, tres semanas, cuarto semanas.
Basto una semana para que Arumi volviera a ser la misma Arumi cariñosa y amorosa de siempre.
—Si quieres nos podemos quedar una semana más—mencioné aquella mañana de la cuarta y última semana de vacaciones
—Seria estupendo, pero solo faltan semana y media para que inicié otra vez la escuela y debo de buscar una niñera para Shaid
—Pensé que hacia buen trabajo como niñero de mi hijo—Arumi camino hasta mi y se sentó en mis piernas
—¿Quieres?—me dijo ofreciendo una cucharada del helado de vainilla que traía en una pequeña copa, yo solo abrí ligeramente mi boca—Si pero seamos sinceros a ti te desquicia el llanto de Shaid
—Si pero Georg siempre lo arruya
—Y eso deberías hacerlo tú
—Si tienes razón lo sé pero Shaid lo hace todo aproposito
—Tom Shaid es solo un bebé
—Si, si tienes razón en nuestro bebé y yo soy mala persona
—Claro que no—me miro con sus ojos de amor y acaricio mi barbilla—No eres mala persona ya verás que Shaid se acostumbrara más contigo
—Eso espero—Permanecinos en silenció escuchando el ruido que hacía la cuchara al golpear la copa y comenzaba a ponerme nervioso—¿Shaid esta durmiendo?
—Si ¿Porque?
—¿Crees que despierte pronto?
—No, Shaid esta dormido profunfamente ya sabes que sus siestas vespertinas muchas veces terminan al día siguiente
—Oh si—la miré y sonreí
Como todos los días desde que la conocí se veía tan perfecta, su cabello olía a fresas y sus ojos brillaban, seguía estando tan delgada y pequeña así que la tome por sorpresa y la cargue seguidamente me incorpore para quedar de pié,  ella soltó la copa de helado muy asustada.
—Tom ¿que haces? Bajame me vas a dejar caer
—Núnca te dejaría caer—le di un beso en la mejilla—Ahora ya tenemos al pequeño Tom que tal si  empezamos por concebir a nuestra pequeña Arumi
—Hay amor apenas y puedes con Shaid, pero estaría bien...
Ahora ella rodeó mi cuello con sus manos y me beso con fuerza y suevidad de ambas formas que sería: imposible explicar la sensación que provocó en mi. Camine con cuidado hasta llegar a él pie de las escaleras, y Arumi se aferro más a mi cuando comencé a subir las escaleras.  Cuando llegue en la segunda planta me detuve frente a la habitación que no ocupabamos pero que sabía de sobra que Arumi había aseado y dado vida desde que llegamos.  Abrí la puerta y ella volvió a besarme antes de que la acomodara en la cama me sonrió haciendo que me enamorara de ella por millonesima vez. 
                                ***
—Me gusta estar entre tus brazos—acaricio  mi brazo con sus dedos fríos y yo la atraje más hacía mi pecho—me siento protegida
Permanecimos en silenció, yo acariciaba su cabello y miraba al techó.
—Me gusta que me beses después de hacer el amor—le dije y ella entendió la indirecta y me beso
Giro su cuerpo y acomodo su rostro  en mi pecho, cuando hacía eso era porque iba a dormir. Seguí acariciando su cabello mientras ella besaba mi pecho, amaba que hiciera eso.
—¿En que piensas amor?—miro a verme. Y acaricio mi rostro
—En ti y en Shaid. Son mi vida—la abracé más fuerte
—¿Que fue lo que pensante cuando nos conocimos?
—¿De verdad quieres saberlo?—asentí y ella sonrió—me sentí en un sueño Tomy—Suspiro—desde que te vi supe que eras especial y desde ese día no pude dejar de pensar en ti y deseaba con ansias que me besaras pero no lo hacías
—¿Recuerdas cuando te bese por primera vez?
—No podría olvidarlo nunca Tom
—Arumi desde que te conosi me enamore de ti y no me di cuenta hasta esa vez en la feria y luego en nuestra luna de miel te confieso que siempre soñaba y me imaginaba haciendote el amor pero cuando fuiste realmente mi mujer fue mejor de lo que me había imaginado
—¿Y que pensaste cuando me conosiste?
—Que eres el ser más hermoso que hay sobre la tierra no podía creer que una niña tan hermosa estuviera interesada en mi
—Tom, recuerdo todas esas noches en las que me la pasaba deseando estar a tu lado durmiendo contigo y esos tres meces de preparativos fueron una tortura
—Para mi fueron eternos
Volvió a besarme con suavidad alargando más y más el beso, dejandome disfrutar de el sabor de sus labios. Mordeo suavemente mis labios antes de separarse de mi y se acomodo nuevamente junto a mi.
—¿Entonces que te parece si hacemos otro bebé?
Ambos reimos y nos volvimos a besar, en realidad por ahora no queríamos otro hijo Arumi se cuidaba y la hermanita de Shaid llegaría en unos cinco o seís años màs.
Shaid despertó a las dos de la mañana por culpa de la ausencia de sus padres, fue a esa hora cuando nos cambiamos de habitación y Arumi abrazó con fuerza a Shaid y él se durmió al instante y Arumi igual y yo permanecí observandolos por más tiempo.
Algunos días después, Arumi se veía más fresca y descansada había arreglado todo para empezar sus cuarto semestre en la universidad y había estado haciendo entrevistas ha varias señoras para ver quien era la mejor candidata para ser su niñera.
—Hola Shaid—Georg se acercó a Shaid y acaricio su desordenada cabellera—¿Que tal tus vacaciones?—Shaid sonrió Feliz—¿Dónde esta Arumi?
—En la universidad
—Regresaste más relajado Tom
—Fueron las vacaciones que salvaron mi matrimonió
—Eso lo explica todo
—Estoy feliz Arumi y Shaid son lo único que me importa
—Ya veo—dijo Georg
—¿Que tal van las cosas con Lorena?
—Màs o menos
—¿Que pasa?
—Ella quiere un hijo
—¿Y que pasa?
—Hace unas semanas  la acompañe al ginecólogo y le dijeron que será muy difícil que se embaraze y eso la tiene muy deprimida
—Yo, yo lo lamento Georg yo no se pero creó que todas las mujeres quieren un hijo
—A ella le hace ilusión ya le dije que haremos lo posible por tener un hijo pero es que anda desanimada
—Las mujeres son tan dificiles
                                      ...
* Hola otra vez, tratando de dejar capítulo es un poco cortito pero sera clavé para lo que viene, muchas gracias por leer. *
*Pronto habrá capituló lo juro. *
marzo 23, 2015 | By: Acuarelagris♡

Fanfic: En su sombra

            8. Vacaciones

Por: Arumi
Esa mañana cuando el avión aterrizo en Irlanda, hacía un fresco ligero y agradable el sol se veía tenúe escondido por las hermosas nubes griaceas que adordaban el cielo.  A Shaid lo había agotado el viaje y se había quedado dormido apenas el avión toco la pista de aterrizaje.
—Ya esta el equipaje—anunció Tom—sera mejor irnos te vez cansada y Shaid ya necesita descansar bien
Cuando planeamos nuestro primer viaje familiar acordamos alquilar una casa de campo y también un automóvil.  La casa de campo estaba ubicada lejos del centro de la ciudad y daba una hermosa vista a las montañas, así que estaría bastante tranquiló y silencioso. 
Primero pasamos a comprar la despensa porque la casa estaba alejada y enserio alejada.  Durante todo el camino no hablamos y nos dedicamos a observar el paisaje y el clima en la radió Tom había puesto una estación en dónde ahora se escuchaba a Mozart.
—Llegamos—anunció Tom y yo baje con Shaid—Bajare las cosas habré la puerta
Camine con Shaid en mis brazos observando la casa, que tenía un pequeño jardín y se veía bastante rústica desde afuera.  Busque en mi bolsa las llaves y al abrir la puerta se sintió un ligero olor a humedad, me apresure a entrar a la casa y examinar cada rincón del lugar, era pequeño vitage y precioso.
Subí las escaleras con Shaid en mis brazos habían dos habitaciones y el baño se localizaba en la parte de abajó era bastante grande y tenía una tina.  Cuando Tom subió el equipaje, le entregue a Shaid para hacer la cama y al final acomode la ropa en el armario y algunas cosas como perfumes en el tocador.
Tom volvió a bajar y cuando regresó traía en las manos un arreglo floral que acomodo en un jarrón y lo coloco justo en el buró que estaba a lado de la cama.
—¿Quieres cenar?
—Si, bueno si tú quieres—me dijo Tom
Y se sentó en la cama, Shaid había estado dormido y Tom muy callado. Más de lo que esperaba y podía soportar, aunque sabía a la perfección que yo había comenzado con esa ley de hielo.
Bajé las escaleras y prepare algo sencillo en realidad no quería y no tenía ganas de preparar algo tan laborioso porque para empezar Tom no lo merecía.
Y me puce a pensar que era lo que en realidad se merecía, después de tanto me estaba dando cuenta de como era en realidad. Y me dí cuenta que en realidad no me importaba en lo más mínimo porque era un echo que lo amaba y que núnca dejaría de amarlo.
—Has estado muy callada—comentó a la mañana del día siguiente, mientras Shaid nos miraba desde su silla de comer—¿Pasa algo?
—No ¿Pasa algo contigo?—me apresure a contestar
—No
Desvío la mirada hacía su plato y jugueteó con un chicharo, y pensaba en quien sabe que cosa, mientras me moría de curiosidad.
—Terminé—anunció y camino hasta la silla de shaid—iré a la habitación
Subió las escaleras sin más que decir y yo me quedé más tiempo sentada enfrente de mi plato de comida, sin apetito y sin interes por comer.  Suspire varías veces antes de subir las escaleras, Shaid ya dormía y Tom miraba un programa de T.v sin prestarle atención.  Me senté en la cama y miré a Tom un par de segundos y le sonreí.
—¿Que esta pasando con nosotros?—me dijo y acerco su rostro en mi pecho hasta apoyar su rostro en el.
—No sé—contesté  y acaricie su cabeza—eres lo mejor de mi Tomi
—Y tú mi mayor tesoro preciosa—me miro y acaricio mi rostro
—Te amo Tom, pero eres un tonto
—Soy más que un tonto—escondió su rostro nuevamente y respiro cerca de mi cuello
—No puedo contradecirte. Eres más que un tonto
Acaricie su cabeza y Tom permaneció callado y quieto.
—Tom quiero confesarte que estaba dudando si venir o no
—¿Porque? Aveces pienso que me estas dejando de amar—nuevamente me miro—me vuelve loco la idea de que pudiera perderte—ahora dejó un beso cerca de mi clavícula
—No tiene que enloquecer por eso, porque sería imposible que dejara de amarte
Tom se acomodo bien enfrente de mi y sonrió con recelo yo no lo observé porque sentía que no podía de algún modo me sentía incómoda.
—Tom. Imagina tu vida sin mi—Ahora me miro asustado
—¿Que quieres decir?
—No sé, es que me preguntó si podrías vivir sin mi
—No,no,no—dijo sobresaltado y asustado—Yo no podría vivir sin ti
—Pero yo pude, ¿recuerdas?—sus ojos brillaron y suspiro—fuerón largos y eternos esos meces en los que no te tuve
—Yo no soy tan fuerte como lo eres tú—miró de reojo a Shaid—Talvez Shaid me haría fuerte aunque no se que sería de mi vida si apenas se cambiar un pañal
—Tom...—acaricie su mano y entrelaze mis dedos con los de él
—Definitivamente moriría sin tu amor
Sonreí con debilidad y me acerque más a él, y rodeó mi cintura y me miro algunos segundos antes de abrazarme. 
—Estoy muy enamorado de ti—me dijo mientras acariciaba mi cabello—¿Tú sigues amandome?
—¿Encerio quieres saberlo?—Tom me miro asombrado, supongo que esperaba que dijera lo mismo
Y se quedo paralizado esperando mi respuesta, mirandome fijamente a los ojos y yo le sonreí, acaricie sus labios con uno de mis dedos y acerque lentamente mis labios a los de él,  sonrió antes de besarme y cuando lo hizo movió con suavidad sus labios y continuó besandome, cuando se separó de mi ambos suspiramos.
—Aun me sorprende y creó que me ofende que preguntes si te amo—sus manos me acariciarión con delicadeza —Cuando es muy obvio que sigo enamorada de ti
No dijo nada, solo permaneció callado esperando alguna otra cosa.
—Núnca dejes que me aleje de ti, nisiquiera unos segundos y es que estas dos semanas de silenció han sido como dos siglos
—Arumi, no volveré a permitir que no me hables en tanto tiempo
Me beso una vez más y  nuevamente me dejo sin aliento y me hizo sentir eso tan bonito que solo sentía con él.
                                 ***
Pasaron unos días más y Tom se portaba diferente más amoroso y más confiado, ahora se la pasaba cuidando a Shaid, mientras yo pintaba o hacía de comer en las tardes después de la ducha salíamos a caminar cerca del lugar mientras el freco de la tarde invadia el bosque lleno de vida verde, mientras Tom me agarraba de la mano.
—Shaid volvió a dormirce—Tom acunaba a nuestro bebé en sus brazos mientras caminabamos de regresó a la casa
—Esta cansado. Tom solo es un bebé
—Lo sé cariño y se ve adorable dormido, y es solo porque esta callado —Mi niño siempre es adorable
—Como tú Arumi
Sonreí y me sentí feliz, como hacía algunos meces atrás. 
Más tarde mientras Tom miraba un programa de Televisión, y shaid dormía yo estaba sentada cerca de la ventana, observando como la tarde caía y el cielo se teñia de rosa mientras el Sol se preparaba para ocultarse.  Hacía un freco agradable y me gustaba ver como se ponía el sol. Miré a ver a la cama dónde Tom y Shaid estaban acostados y habían dejado de ver la televisión y ahora solo estaban acostados mirando el techo,  suspire y volví mi mirada a la nada del atardecer y del fresco. 
—¿Aún no tienes sueño?—Tom se acercó a mi y acaricio mi cabello
—No mucho—me giré hacía él y sonreí —Shaid duerme
—¿Y porque no lo imitamos?
Me levanté de la silla y quede parada enfrente de Tom, quien naturalmente era más alto que yo.
—¿Ahora que sigue Arumi?
—No sé Tom, supongo que disfrutar un poco más a Arumi y dentro de algunos años darle un hermanito
—Me gustaría cambiar de domicilió pero pasar navidad aquí
—Con Shaid y contigo—dije sonriendo
Tom me atrajo a su cuerpo y me abrazó con ternura beso mi cabello y sonrió.
*Hola. Niñas ¿Que tal están?  Solo quería pedirles disculpas pero es que me eh demorado porque no logro desarrollar algunas ideas, aunque ya estoy acabando con los capítulos de romance y pronto empezaran los de drama. *
marzo 20, 2015 | By: Acuarelagris♡

Fanfic: En su sombra

              

                           7. El desgaste.


Por: Tom
Cuando desperté esa mañana, solo tenía mi boxer y la  cama estaba vacía del otro lado, me incorpore y  miré a mi a rededor y Arumi no estaba por ningún lado. Sentía que mi  cabeza estaba a nada de explotar.
Me levanté de la cama y camine hasta el baño Arumi no estaba.  Así que salí de la habitación y camine hasta la sala, Arumi estaba acostada en el sofá más grande con Shaid.
—Buenos días—Arumi me miró
—¿Días?—miró al reloj—Noches diría yo
—¿Podemos hablar?
—No sé se que hablaríamos
—Por supuesto que lo sabes—ella se incorporó con Shaid en sus brazos y lo acomodo de lado se nieve de un modo que él quedó sentado a lado de nieve
—Si lo sé, pero no sé si me importe tanto como tú piensas que me importa
—¿Que?—la miré por algunos segundos y lucía cansada—No finjas que no te importa, porque eso es mentira y no te sale para nada cariño
—Tom ya basta, no quiero escucharte porque ya se que es lo que sigue.  Dirás que eres un imbécil y que me amas y entonces yo diré que te amo y te abrazaré y...—comenzó a llorar—Tom ya... no quiero volver a empezar con la misma historia—suspiro—Te amo
Miro a Shaid y luego a mi.
—Ire a dormir
—Deja conmigo a Shaid
—Como quieras
Se agacho a la altura de Shaid y le dio un beso en la frente.
—Ire a dormir bebé—el sonrió y acarició su rostro—te amo corazón
Subió las escaleras y Shaid y nieve la observaron y luego me miraron a mí. Shaid sonrió y me observó con sus ojos grandes.
—Papi, papi—murmuro
Ahora yo me senté y lo abrecé muy fuerte. Aunque había dormido todo el día y la tarde no tenía hambre y eso era solo porque quería estar con Arumi. Aunque de sobra sabía que el único culpable era yo por ser tan imbécil.  Más tarde después de comer sin ánimos subí las escaleras con Shaid en mis brazos.
La luz de la habitación estaba apagada y solo prendí  la lámpara para cambiar el pañal de Shaid y ponerle su pijama, no quería despertar a Arumi así que hice el menor ruido posible y después de adormecer a Shaid me acoste a lado de Arumi mirando el techó y preguntandome que estaba pasando.
No podía conciliar el sueño pero no podía bajar a la sala y beber como lo hice la noche anterior, sentí a Arumi moverse a mi lado y la observé mientras ella se acomodaba.
—Arumi—susurre y me acerque a ella—Arumi
Pero ella apenas se movió y se hizo espació entre mis brazos yo Sonríe y me acomode de manera que quedamos de lado y rodeaba su cintura con mis manos. Bese su cabello y cerre mis ojos.
---
Pasaron varios días más y Arumi seguía sin hablarme,  no buscaba la forma de decirle todo lo que quería decir y estaba apunto de volverme loco su ley de hielo se había prolongado más de lo que había predicho, y sentía que algo en mi se desgarraba un poquito más.  Y aún no podía creer y menos soportar  que después de haber organizado nuestras primeras vacaciones en familia todo se estuviera llendo a la mierda. Esa tarde miré por un largo y pausado tiempo los boletos de avión, habíamos discutido tanto el destino y después de tanto cambiar de lugar, habiamos quedado de visitar Irlanda que según Arumi era un lugar precioso la fecha del vuelo me saludaba justo abajó del lugar de origen y destinó, decía en letras negras: 10 de Diciembre y la hora estaba aún lado de la fecha: 5:00am. Miré el calendario de mi teléfono celular y el vuelo era para dentro de tres días, tenía que encontrar una forma de mencionarle a Arumi lo de nuestras vacaciones.  Cerre mis ojos y permanecí pensando en lo imbécil que era y me lamente, en mis adentros.
—Hola—fue lo único que pude murmurar, cuando Arumi salió del cuarto de baño
—Hola—miró a verme mientras secaba su cabello que lucía desordenado
—Yo, bueno, yo quería...—Arumi me prestó más atención
—Tom—su voz se escuchaba suave y calmada Shaid me sonreía desde su cuna—Los boletos de avión son para dentro de tres días—suspiro—Lo sé
Se sentó haciendo que su peso hundiera un poco la cama.  Mire atentamente las sábanas de la cama y se escapó un leve suspiro de mi boca.
—Es que estaba pensando que sería buena idea regalarlos o cancelarlos
—Pensé que querías hacer ese viaje
—A decir verdad yo aún lo quiero hacer pero no estoy seguro que tú lo quieras hacer
—¿Porque piensas eso?
—Creo que tu silenció lo dice todo
Arumi puso los ojos en blanco y camino hacía la cuna de Shaid, lo abrazo y regresó a la cama, estuvo callada por un largo rato que se prolongó más de lo que yo hubiera querido.
—¿Crees que sirva de algo?  Es decir que te pasas celandome hasta con tú sombra y la verdad es que no creo que pueda seguir viviendo de esta forma
—¿Que quieres decir? 
—Que ya no se si sea buena idea seguir así y aunque de verdad trato de...—Volvió a sumirse en sus pensamientos, torturandome cada vez un poco más—Una vez me dijiste que dejara de asentir y complacerte en todo porque iba a ser tu esposa no tu hija o un emplado, querías que dejara de ser complaciente y de repente ahora te comportas de esta forma—permanecí callada apunto del llanto
—Arumi—la miré contemplando cada poro perfecto de su rostro
—Yo ya no sé que pensar
—Porfavor... —Arumi me miro y trató de sonreír logrando formar esa hermosa curva que tanto amaba se, sentó y yo me arrodille delante de ella apoyando mis manos en sus piernas—Necesitó que tú me pererdones ya no puedo estar así contigo sin estarlo
—Tom es solo que...—volvió a suspirar y sonrió, acaricio mi mejilla y ahora suspire yo
—Solo dime que me amas—ella inclinó un poco su cabeza y beso mi mejilla
—Te amo
Y volví a sentirme completó.
marzo 05, 2015 | By: Acuarelagris♡

Fanfic: En su sombra



6.Complicaciones. 
Màs tarde cuando el evento estaba por terminar busqué a Shaid con la mirada, que dormía en los brazos de su abuela Simone .

—Se quedo dormido estaba pensando que mientras tú acabas aqui yo puedo llevarlo a dormir. Tom te esperara.
—Si esta perfecto

Bese a Shaid en la frente y Simone se lo llevo, supungo que se lo llevo a su casa, mire a ver a Tom y le sonreí.

—Nada más deja que acabe con unos pendientes y nos vamos
—Claro yo te esperó

Bill y Zoile igual ya se iban Dasha se había dormido el salón se comenzaba a quedar vacío.  Le profesor estaba cordinando todo para desmantelar y guardar todo lo que había en la galería. Tom me esperaba al margen de todo aquél desordén.
En unos días más estariamos pasando navidad y año nuevo solos con nuestro bebé en paris y en italia. Eso me ponía feliz porque iba a estar con los hombres que más amo.

—Arumi—apenas terminamos de guardar todo Jazmín me apartó del grupo—Tenemos que hablar
—¿Que pasa?
—Bueno es solo que no se que le pasa últimamente a Fred
—¿Porque lo dices?
—Es que desde que bueno le cayo el veinte de que tú tienes una bonita familia y que no tiene oportunidad contigo ha estado muy distanciado
—¿Encerio?

Y es que desde hacia un mes que no le tomaba importancia a lo que sucedía, las cosas iban más que bien con Tom y con Shaid y lo demás me importaba un cacahuate.

—Si esta muy desanimado y tal vez podrías hablar con él
—¿De que?  Yo ya le dije que amo a Tom y nada me separara de él
—Lo sé pero le haría bien sentirse
—Bueno lo haré
—Gracias—me miro con aprecio y me abrazo—espero que tengas unas vacaciones bonitas
—Gracis igual yo espero que te diviertas

Nos despedimos y ella se fue, yo encambio busqué a Fredy con la mirada, hasta encontrarlo.

—Hola Fred
—Hola Arumi
—¿Podemos hablar?
—¿De que hablaría con la chica que rompió mi corazón?
—Oh vamos no soy una chica, tengo un hijo y estoy casada y no rompí tu corazón
—¿Que quieres?—me miro molesto
—¿Porque te portas así?—no recordaba que ya no me hablaba estaba tan perdida en mi mundo—desde un principió te dejé en claro que no podía haber nada entré tú y yo. Fuiste tú el que no quería creer todo lo que te dije
—¿Encerio?—lo miré confunfida—¿Como puedes andar con alguien mayor?  Peor aún tener un hijo de ese tipo. Es asqueroso
—No te voy a permitir que hables así de Tom y menos de mi hijo, eres tan infatil
—Mira quien lo dice—lo observé y negue con la cabeza
—Eres imposible—me di la vuelta dispuesta a irme pero Fred sujetó mi mano y me detuvo
—¿Me vas a decir que no te gusto ni un poco?
—No me gustas nada sueltame—le dije y el me miro decepcionado y apreto más su agarre y me acerco a él y me beso.

Trataba de liberarme de él y lo empujaba, hasta que sentí unas manos más fuertes y después vi a Tom golpear a Fred.

—Alejate de mi mujer imbécil

Fred no dijo nada y solo se levantó del suelo y caminó en dirección a la salida.

—Tom gracias—lo abrace, pero el me empujó
—Lo sabía, eres una traidora
—¿De que hablas?
—¿Acaso crees que soy idiota?
—¿Que?
—Que vi como lo besabas
—Tom ¿De que estas hablando?—mis ojos se cristalizaron—por si tus celos no te dejaron ver yo quería liberarme de él
— Si claro—Dijo molestó y camino en dirección a la salida y yo lo seguí
—Tom
—Vamos Arumi no lo niegues
—Pues si lo niego porque no es verdad ¿como es posible que puedas pensar eso? Si yo te eh dejado claro que te amo

El automóvil estaba estacionado cuando salimos.

—Tom hazme caso
—Callate y sube
—Tom

Esta vez no se detuvo a abrir la puerta como siempre y abordamos el vehículo al mismo tiempo, lo miré ignorarme durante todo el camino simulando observar la carretera poco concurrida.

—Tom yo no quería besarlo
—Pero no hiciste nada por apartarlo
—Por supuesto que hice algo
—¿Para empezar que hacías con él?
—Nada iba a despedirme de él

Tom me miro un par de segundos antes de entrar a la recidencial en dónde estaba nuestra casa. Y no podía contenerme ahora solo quería abrazar a mi hijo. Tenía mucho tiempo de no llorar por Tom y menos de esa forma.
Pero recordé que Shaid estaba en casa de su abuela, tenía al menos el consuelo de nieve.
No me detuve a esperar a Tom, entre a la casa cuando encontré mi juego de llaves en mi bolsa mire a Tom que lucía disgustado y se había recargado en el coche y ahora fumaba, lo hacía siempre que peleabamos o porque algo le preocupaba. Así que entre a la casa pero nadie me recibió, la casa estaba completamente oscura y subí lentamente las escaleras deceando que Tom me alcanzara y para no tropezar en medió de esa lúgubre casa.  Cuando estuve enfrente de la puerta escuche a Tom subir las escaleras.
—Arumi, no entres ahi
—¿Porque?
—Iba ser una gran sorpresa si no...—lo mire confundida—de acuerdo entra, ya no me interesa
—¿Porque me tratas de esa forma?  ¿Donde esta nieve?—abrí la puerta y observé la habitación antes de comenzar a llorar.

Tom tenía razón ya no inportaba hubiera sido perfecto para una noche larga, pero ahora ambos sabíamos que era imposible.

—¿Cuando hiciste todo esto?—lo mire recordando que cuando me había ido a la galería nada de eso estaba
—Cuando te fuiste a la galería, lleve a Nieve y le dije a mi madre que se llevara a Shaid pero ya no importa

Entro al baño y escuche caer el agua del grifo, lo seguí y observé llenarse la tina y conforme se llenaba unos pétalos rojos ascendía hasta la parte superior.

—Yo dejare que te bañes—agarro mi brazo y me miro—estaré abajo no importa.

Asentí y respire tratando de no llorar, y de que no importara, pero si importaba, era Tom que se había encargado de poner rosas por todo el cuarto y pétalos y además había puesto pétalos en la tina y ahora estaba ahí sola en una tina con agua tibia y pétalos de rosa, llorando cuando debía de estar con Tom.
Miraba mi anillo que marcaba el compromiso que tenía con Tom y me ponía triste y me entraba una tremenda nostalgia recordar el día de nuestra boda, y más aún la noche de nuestra luna de miel. Tom era celoso pero a mi no me interesaba porque yo lo amaba con todos sus defectos. Y es que todo había cambiado desde su accidente.

Cuando salí del baño me senté en la cama ha deshacer los nudos de mi cabello húmedo y observé toda la cama, llena de pétalos y en el buró algunos chocolates que acerque para comer uno. Mire en dirección a la puerta, Tom estaba en la sala que seguía oscura, camine y me dirigí a la sala. Tom estaba sentado en el sillón más grande y en la mesita de noche había una botella de lo que reconocía como Vodka y aparte algunas latas de cerveza, debió de ir a comprar mientras me bañaba.

—Sabes que odio que tomes
—No me interesa—dijo y tomo de un sorvo el contenido de su vaso y después sirvió más.
—Tom
—Arumi ¿Que quieres?  Deja de joderme ve a dormir o no sé

Lo mire hasta dónde me permitía la tenúe  luz de la lampara y contuve mis lágrimas Tom nunca me había hablado de esa forma.

—Si de acuerdo yo ire a dormir. No importa

Camine hasta las escaleras y subí las escaleras sin ganas de nada solo de olvidar lo que había pasado y de dormir tal vez las cosas estarían mejor al amanecer. Me acoste y lloré, no podía dormir Shaid no estaba ahí.  Así que me costo consiliar el sueño, y no dormi mucho a rededor de las cuatro de la mañana Tom subió las escaleras, tropezandoce con todo lo que había en su paso.

—Arumi—escuche su voz quebrarse—Arumi, despierta te amo— Sentí sus manos agarrar mis hombros y sarandearme—Arumi—y después sus brazos rodear mi cuerpo en un abrazo, y por un momento volví a ser feliz a pesar de lo que había pasado
—Arumi—sentía su voz y aliento a alcohol cerca de mi oido—Te amo—sentí sus manos pasear por mi cabello

Y se acomodo en la cama conmigo en su pecho mientras susurraba en mi oido. Quería contestarle pero no podía no quería ponerme a discutir o a peor aún a llorar.
                               ***
En la mañana cuando desperté Tom seguía dormido y yo aun estaba con mi cabeza en su pecho.  Me incorpore y le dí un beso.

—Yo igual te amo

Me levante y camine hasta el baño, para ducharme. Una hora después deje a Tom durmiendo y bajé a la sala. Descubrí el desastre de Tom. Suspire y levanté el desorden antes de ir a buscar a Shaid.

Seguía sin poder pensar que pasaba con Tom, estaba cada día peor sus celos iban en aumento y yo no sabía que hacer.

—¿Y Tom?—Simone miro mas haya de mi
—El no vino se quedo durmiendo yo ya no podía estar sin Shaid
—Eh bueno ¿Quieres pasar?
—No es que tengo prisa

Nieve se asomo y se apresuró a caminar hacía donde estaba.

—Bueno ire a buscar a Shaid—me agache y acaricie el hocico de nieve

Cuando Simone regresó me entregó a mi hijo y camine hasta el coche, al abrir la portezuela nieve subió primero y después acomode a Shaid en la silla y al abordar el automóvil me despedi de Simone con la mano. Y puce en marcha el vehículo, Shaid estaba tan tranquiló en el asiento trasero y Nieve se había dormido.
Miraba a Shaid cada segundo y el sonreía y sonreía, Shaid era un pequeño Tom, aunque el dijera que se parecía a mi.

—Buenos días señora Kaulitz—Florecita la empleada doméstica había llegado puntual.
—Hola Flor, estaré en el estudió y mi habitación no la linpies el señor esta un indispuesto por favor no le hagas mucho escándalo
—Claro señora

Después de encerrar a Tom me dirigí a mi estudió con Shaid y Nieve y me quedé ahí por horas, esperando la hora de poder hablar con Tom.

marzo 04, 2015 | By: Acuarelagris♡

Fanfic: En su sombra

        

                  5.Preparativos

Era miércoles y los miércoles lo pasaba con mi hermanos y mis amigos.  Arumi estaba en la universidad así que tenía que cuidar a Shaid. 
—¿Y como están las cosas con Arumi?
—Bien—y las cosas estaban mejor que bien a decir verdad—Creó que mejor que bien
—Shaid se parece mucho a Arumi—Georg jugaba con él—¿Crees que sea tan extraño como ella?
—Oye que te pasa Arumi no es extraña ni rara—Georg me miro y yo asentí—bueno tal vez lo sea pero no creó que a él le guste la pintura.  Pienso que igual tocará guitarra
—O el piano como a Arumi—agregó Bill
—Quien sabe aún es pequeño
—Tom aún me tienes sorprendido, ya nada de chicas alcohol y citas solo Arumi, Shaid y ya ¿Como llevas eso de la diferencia de edad?
Lo miré y no supe que contestar, por supuesto que antes no era tan difícil porque no iba a la universidad pero ahora ella convivia a diario con personas de su edad.
—Seis años no es una gran diferencia—Gustav, Bill y Georg me observaron y Georg soltó una carcajada
—No, claro que no solo son seis años
—Oh vamos por supuesto que es difícil más ahora que es universitaria por aquéllo de sus compañeros
—¿Celos?—dijo Gustav picando un poco más mi seguridad y confianza
—Claro que no, es solo que...
—¿Que, qué?
—Nada... —Shaid bostezo y busque en su pañalera el biberón de leche, mismo que le dí a Georg
—Ajá
Permanecí en silenció observando a Shaid y suspire.  No tenía nada de que dudar en cuanto el amor de Arumi.
—¿Y tú cuñado?
—Oswaldo,  no sé supongo que haciendo algún negoció.  Desde hace algunos meces no lo he visto. En realidad no creó que le agrade mucho
Oswaldo era el hermanó mayor de Arumi por seis años los mismo que le llevaba de diferencia a Arumi había estudiado negocios internacionales y al igual que mi suegro casi núnca estaba, de echó el padre de Arumi había enviado muchos regalos para su hija y para su nieto.
Más tarde conduje a casa con Shaid y nieve en el asiento trasero.  Eran más de las dos de la tarde así que Arumi ya estaba en casa; bajé del coche y nieve bajó cuando abrí la portezuela y cargue a Shaid.
—Mami, mami...
—Si pequeño vamos a ver a mami
Camine a la puerta nieve estaba esperando a que abriera para que entrará. Busqué en el bolsillo de mi pantalón la llave y Shaid estaba tan desesperado por ver a su madre.
—Mama—buscó a Arumi con la mirada y escuche su risa en la sala
—Debe de ser Tom y Shaid 
Camine hasta la sala y ahí estaba ella sentada a lado de su hermano un tipo bastante serió, su cabello era como el de Arumi castaño y desordenado.  Sus ojos a diferencia de Arumi tenía los ojos verdes de su padre,  y su piel igual era blanca.
—Tom—Dijo y estiro su mano, misma que yo estreche—Buenas tardes
—Oswaldo, Buenas tardes
Shaid lo miró extraño, pero no lloró cuando su tío lo cargó y al igual que su abuelo había traído muchos regalos para él. Yo no era de su agradó y él tampoco me agradaba mucho, así que mejor deje a Arumi a solas con su hermano.
                                ***
Por:  Arumi
Oswaldo estuvo toda la tarde en mi casa y cuando se fue, fui directo a ver a Tom.
Tenía más de medía hora que Shaid se había dormido, así que pedí pizza.
—Es casi un milagro que Oswaldo se haya acordado del cumpleaños de Shaid.
—Si pero él ya regresó a vivir aquí a Leipzing
—Que bien—dijo sin disimular su poca atención
—¿Porque no te agrada mi hermano?
—No sé,  creó que tampoco le agradó
—Ah eso.—Busqué su mirada—ya sabes que él no aprobaba nuestra boda pero deberían tratarse más
—Lo intentaré
—Eso espero
Desde ese día el tiempo comenzó a pasar más rápido y eso se podía notar fácilmente en los árboles que comenzaban a tirar las hojas, que se habían teñido de un color café y comenzaban a secarsé pero eso era inevitable. Era noviembre.  Pronto llegaría el día del evento y después de de aquéllo Tom y Shaid irían de vacaciones conmigo.
—¿Como te fue hoy?—había estado fuera toda la mañana y parte de la tarde
—Bien. Supongo.
—Te ves cansada
—Lo estoy—me desplome en la cama—¿Y Shaid?
—Duerme—Tom se acercó a mi y comenzó a masajear mis hombros y debajo de mi nuca—te vendría bien una ducha
—Si creó que eso necesitó
Tom se puso de pié y caminó al baño, me sentía realmente cansada y esperaba tener algo de paz,  Shaid dormía profundamente y lo observé por un largo rato.
—Ya esta listó
—¿No vienes?
—Preciosa creó que necesitas un momento de relajación no Creó que te relaje mi presencia en la tina
—Siempre me relajas
Así que lo arrastre hasta el baño pero el no se metió conmigo a la tina.  Se sentó en el suelo juntó a la tina y me observó desnudarme y entrar a la tina.
—¿Aún no sabes a dónde iremos?
—No, ya te dije que dónde sea es un buen lugar
—Ya mañana es el gran día—dijo Tom intentando levantarme el animó
—Si, bueno en realidad no se si sea un gran día
—¿Te pasa algo?
—Solo tengo un leve dolor de cabeza
—¿Leve?
—Si
—Te ves enferma, ¿quieres que te llevé al hospital?
—No es nada
—Arumi no te veo bien cariño
—Pero lo estaré, después de dormir
Salí de la tina y después de ponerme la ropa de dormir camine hasta la cama Tom me siguió de cerca.
—Tom apaga la luz tengo sueño
Tom hizo lo que le pedí y encendió la lámpara del buró y  se acostó a mi lado junto con Shaid.
—Le prepararé su leche
—Si—le dije antes de que abandonará la habitación Shaid se había despertado y ahora estaba a mi lado
Me miraba con sus preciosos ojos negros y acariciaba mis mejillas con sus manos, intentando hablar. 
Tom no tardó mucho en regresar acomodo a Shaid en sus brazos para criarlo.  Sonreí porque amaba verlo en su papel de padre.
Y continúe con esa molestia física.
Más tarde Shaid estaba nuevamente dormido ahora entré Tom y yo.
—Insisto en que deberíamos ir al hospital
—No te preocupes amor
—Arumi ¿Y si estas embarazada?
—Tom es imposible
—Sabes que no lo es
—Y sabes que hemos tenido muchas precauciones ademas no puedo sabes que no puedo Shaid apenas es un bebé de un año, no sería correcto
—Si lo sé y no es que no puedas embarazarte es que no debes
—Tom solo estoy estresada y cansada. Solo quiero que me abraces y dormir a tú lado con Shaid. Mañana sera un día pesado, ya te dije que vamos a tener a nuestra hija pero en unos años más
—Oh de acuerdo, solo estoy preocupado—Tom sonrió y beso mi frente
                                ***
—¿Encerio vas a poder?
—Si Shaid y yo nos llevamos bien
—Claro bueno, cualquier cosa me llamas.
—Si
Me acerque a ambos y le di un beso a Shaid en su frente y a Tom en sus labios.  Después salí de la casa.
No era muy fan de conducir de echó Tom perdía la paciencia cada que practicabamos, y yo preferia mil veces que Tom conduciera, pero me tocaba a mi. Así que no lo pensé mucho como solía hacerlo, tenía el día ya ocupado y no tenía porque demorarme.
—Hola—Jazmín y Fred ya habían llegado como el resto de mis compañeros—Perdón por la tardanza
—No hay problema—el profesor apareció en el salón—Mejor empecemos a la decoración
Habían más de cien cuadros que teníamos que distribuir sin amontonarlos y que quedarán de forma ordenada.  Vendría a la galería artistas de otras universidades y diferentes invitados eso sin mencionar a los invitados de cada uno.  Yo junto con mis compañeros eramos los encargados de decorar el lugar.
Más tarde conduje de regresó a casa, para ducharme y luego regresar a la galería, Tom me dijo que me tenía una sorpresa. Pero es que ahora mismo no estaba para sorpresas.
—Arumi—Tom ya estaba listo y estaba peinando la desordenada cabellera de Shaid—Yo pasaré a buscar a mi madre y luego iremos a La galería
—De acuerdo y sobre tu sorpresa Tomi te lo agradezco pero ahora...
—Antes de que digas algo, la primera parte de tu sorpresa esta en el armario. Ahora me voy y te veo ahi preciosa. La ducha ya esta lista cariño
Se acercó a mi y me beso, le di un beso a Shaid y abandonaron la habitación.
Me apresure a entrar al cuarto de baño, como Tom había dicho la ducha ya estaba lista. Así que sin meditar entré a la tina y me sumergi en el agua caliente. Y cuando salí del baño me dirigí a el armario para buscar el vestido que me podría y al abrir el armario no había nada más que un vestido tipo halter color durazno.  Rerde que hacía unas semanas me lo había probado en una tienda del centro comercial y que no importo que Tom dijera que me veía hermosa no lo lleve porque a mi no me gustaba.  Así que Tom pensaba que era hermosa con el así que me lo puce. Y ahora me sentí bonita.
—Ya comenzó a llegar los invitados
—Si—miré hacía todos lados buscando a Tom pero solo encontré a Simone y Zoile en la primera fila con Shaid y Dasha.
Empecé a preocuparme porque Tom no aparecía y ya había comenzado la exposición de la mayoría de los cuadros.
—Hola—escuche su voz
—Tom ¿Dónde estabas?
—Pronto lo sabrás preciosa
—Que bueno que ya estas aquí
Lo abracé y lo bese...